Twitter y Trucos

Mailing o tweeting?

El paradigma de la comunicación ha cambiado y con ello nuestra forma de enviar mensajes y comunicarnos con los demás. Hasta hace poco los correos electrónicos eran la vía más común para intercambiarnos mensajes con cualquier persona usuaria de internet.
Ahora bien, la irrupción de las redes sociales ha cambiado este planteamiento comunicativo al cual estábamos acostumbrados desde hace unos años. Quienes no se toman el correo electrónico como una herramienta profesional y encontraban hasta ahora mensajes de amigos, fotos, anécdotas y demás cosas, saben que lo mismo pueden encontrar en Facebook. No solamente lo mismo, sino que puede que una red social proponga una interfaz más amena, con más posibilidades de compartir, interactuar y encontrar todo lo necesario para comunicarnos a la vez que nos lo pasamos bien en comunidad.
A la vista está que muchas personas abren antes Facebook, que su correo electrónico. El núcleo en donde se concentran sus mensajes y sus conversaciones con las amistades ha cambiado y ahora ya es mucho más bidireccional. Facebook permite cotillear las fotos de un amigo sin que te las envíe. A la vez, podemos abrirle chat para decirle que quedamos con él esta tarde para saber su respuesta de forma inmediata y compartir un enlace en su muro de cualquier cotilleo.
Pero de usuarios de internet hay de tantos tipos como colores os podéis imaginar. Eso quiere decir que somos muchos los que utilizamos el correo electrónico como vía para comunicarnos con los compañeros de trabajo, nuestros directores e incluso clientes. Éstos seguro que también abren Facebook, Twitter y las redes sociales con las que tengan un perfil abierto, pero nunca se olvidarán de su correo electrónico. Eso quiere decir que este tipo de usuarios, en general, dan uso a las redes sociales para comunicarse profesionalmente con mensajes cortos privados, compartiendo links interesantes en su muro y abriendo algún que otro chat, cuando la confianza es bastante elevada. Pero muchos de ellos siguen viendo el correo electrónico como un medio esencial para enviarse archivos adjuntos y abrir chats estilo Gtalk que nos ofrece Google. Es difícil pensar en copiar nuestro Currículum Vitae para enviarlo en un mensaje de Facebook, con lo que por muchos el correo electrónico aún nos es indispensable.
El hecho de ver Facebook como una red social donde compartimos amistades y compañeros de trabajo hace que nuestra forma de comunicarnos sea híbrida. Esto quiere decir que da apuro poner algo muy personal porque seguro que alguien de tu entorno laboral lo va a ver. Hay quienes esto les importa, hay quienes saben conciliarlo bien.
El caso es que respecto al año pasado el uso del correo electrónico se ha visto disminuido en un 28% según un estudio de Nielsen. Por algo será y todo apunta a que las redes sociales tienen mucho que ver. Lo que está claro es que las nuevas formas de comunicarnos quedan últimamente implícitas en nuestros correos. Son muchos los que deciden adjuntar en su firma el link a Facebook, Twitter y su blog.

¿Como aumentar el numero de caracteres de twitter? te lo explicamos en el articulo anterior

Nuestra tarjeta de presentación ya no se basa exclusivamente en nuestro nombre seguido de un teléfono móvil y un correo electrónico, sino que las redes sociales tienen su protagonismo y, con esto, estamos diciendo que es
otra de las vías de contacto que también usamos.
Y es que gracias al Social Media, creo que se han roto muchas barreras que creíamos infranqueables. Muchos veíamos muy lejos intercambiar tweets con el presidente del Parlament de Catalunya, Ernest Benach, o con el actual presidente del Partido Popular de Navarra, Santiago Cervera, por decir algunos. Con un mail es difícil acceder a ellos, con un tweet o un mensaje en el muro no lo es tanto y menos si su actitud es puramente 2.0.
Los cambios comunicativos son sucesivos y nunca dejarán de llegar a su fin. Prueba de ello lo tendremos a mediados de septiembre, cuando Diaspora se dará a conocer como una nueva red social. Y con ello solo acabamos de empezar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*